Marketing emocional: la fuerza de las emociones

El marketing emocional es una disciplina del marketing que ha cobrado mucha importancia en los últimos tiempos, justo cuando las marcas centran sus esfuerzos en movilizar a las personas, sus sentimientos, valores y emociones para influir en sus decisiones de compra.

¿Qué son las emociones? ¿Por qué las marcas le dan tanto valor a las emociones? ¿En qué consiste el marketing emocional y cómo usarlo para mejorar las ventas de una empresa?

¿Demasiadas preguntas? ¡No te agobies! Te respondemos a cada una de ellas de forma muy sencilla para que sepas cómo iniciarte en esta disciplina del marketing tan molona.

¿Qué son las emociones?

Las emociones son esas reacciones que experimentamos los individuos cuando percibimos un objeto, persona, lugar, suceso o recuerdo importante. Son reacciones que todos hemos sentido alguna vez, por ejemplo: la alegría que sientes al escuchar esa canción que tanto te remueve o la felicidad de reencontrarte con un viejo amigo.

No hay que confundir las emociones con los sentimientos, estos son mucho más duraderos y reflexivos y no suelen estar asociados a comportamientos inmediatos.

 

¿Por qué las marcas le dan tanto valor a las emociones?

Responder a esta pregunta es sencillo, ya te lo adelantábamos en el titular del post: por la fuerza que tienen.

En los últimos años, muchos estudios han determinado el valor de las emociones para las marcas, confirmando la fuerza y el poder que tienen para lograr que el público recuerde una marca o un producto, para fidelizar a los clientes, para conectar con la audiencia y, sobre todo, para empujar a dicha audiencia a la compra. Y es que, según señalan dichos estudios de neurociencia, en cualquier decisión que tomamos… ¡nuestras emociones están presentes!

Además, la lealtad de una persona hacia una determinada marca se incentiva normalmente cuando existe conexión emocional con ella. Por ejemplo, todos nos sentimos identificados con el anuncio de Coca-Cola en el que hablaba de que era una bebida para todos: “para los guapos, para los feos, para los flacos, para los gordos…”

marketing emocional

¿Qué es el marketing emocional?

El marketing emocional es esa disciplina del marketing que busca levantar pasiones. Es un conjunto de estrategias que tiene el objetivo de emocionar a la audiencia, de crear un vínculo afectivo y duradero con el público objetivo para conseguir que este quiera contribuir en el crecimiento y supervivencia de la marca.  Esto es lo que se conoce en marketing como lovemark, en español ‘amor por la marca’, un concepto muy relacionado con el marketing emocional.

¿Cómo implementar el marketing emocional para mejorar las ventas?

  • Cuenta historias: una historia educa y emociona si se cuenta bien. Crea un storytelling que movilice a tu audiencia y la cautive. Puedes hacerlo en tu página web contando la historia de la marca, a través de contenidos en el blog o en redes sociales, etcétera.
  • Utiliza contenido visual: seguro que has oído mil veces que una imagen vale más que mil palabras… ¡pues es cierto! Las personas reaccionamos a las imágenes, nos identificamos, nos despiertan las emociones… ¡utilízalas siempre que sea posible! Y si es en formato de vídeo, mejor que mejor. Es más fácil contar historias y transmitir emociones a través de contenido audiovisual.
  • Acompáñate del branding emocional: el branding emocional es aquel que construye una marca buscando fomentar estados de felicidad u otro tipo de emociones positivas. Es por ejemplo el caso de Nescafé, que asocia ese momento de felicidad y tranquilidad de tomarse un café, con el aroma, el sabor y la textura de su producto.

Cualquier estrategia de marketing emocional se verá potenciada si la acompañas de branding emocional. 

  • Crea vínculos: humaniza tu marca creando vínculos especiales con tu audiencia. Las nuevas tecnologías facilitan mucho este proceso (ahora puedes hablar con tus clientes a través de redes sociales, puedes mostrar el lado más humano de tu empresa, presentar a tu equipo, las experiencias en grupo, etcétera.), así que crea una buena estrategia social media para humanizar tu marca y acercarte a tu público objetivo.
  • Vende experiencias: las marcas que venden experiencias son las marcas más recordadas por el público. Seguro que en este punto te viene a la mente Red Bull, y es que es la marca de los Storydoing por excelencia.

¿Sabes ya qué emociones quieres transmitir a tu público objetivo y qué técnicas y estrategias quieres emplear?

 

Deja un comentario